miércoles, 22 de abril de 2009

MI QUERIDO PROFESOR

Este relato lo he rescatado de un blog que he borrado.
Lo he traido aqui para compartirlo con vosotros.



La tarde es grís como su pelo.
Han pasado muchos años desde entonces, media vida...y hoy le he vuelto a ver.
Hoy le he vuelto a sentír tan cerca de mí...
Aún le recordaba, como no recordarle, si fué mi amor, mi gran amor, aquél que me enseñó todo lo que sé, y sacó de mí la mujer que llevaba dentro.
En dias lluviosos, cuando él venía a casa, y sentados en el suelo en aquella alfombra de piel, que tanto le gustaba, junto a la chimenea...reíamos y disfrutabamos ese amor puro.
Esa llama de amor encendida que eran nuestros corazones.
Pero él no era libre, tenía su familia....y debido a eso decidimos separarnos.
A pesar de amarnos intensamente, ese amor que nació en el instituto.
Él era mi profesor, mi querido profesor.
Él me enseñó todo lo que sé del amor, y me hizo sentír placeres insospechados, a una edad en que mis amigas solo se conformaban con que el chico que las gustaba, las mirara...o saludara.
El que siempre estaba ahí cuando le necesitaba.
Yo pensé que lo nuestro era únicamente agradecimiento, él por despejar mis dudas con los estudios.... y yo por escucharle cuando necesitaba desahogar sus penas.
Pero ese sentimiento fué creciendo, hasta el punto de no poder pasar un dia sin vernos....sin hablarnos.
Él me decía: Enseñame a querer...hazme sentír de nuevo. Y surgió, sí, surgió algo maravilloso.
Pasamos dos años inmensamente felices, pero algo ocurrió...y no pudo ser.

La historia se remonta a más de 25 años atrás.

Era Octubre, empezaba el nuevo curso. Yo ese año empezaba 3º de BUP.
Aún no había cumplido los 17 años y nunca había tenido una relación con ningun chico, más allá de algun beso y tonteo, lo normal en esa edad.

Ese verano había sido bastante aburrído, pues mis dos amigas se pasaron casi todo el verano fuera...y a mí no me quedó más remedio que cargar con la pesada de mi hermana de 13 años. Que aburrimiento!!
Pero no había otra alternativa, mi padre ese año estubo trabajando todo el año fuera....así que no pudo ser.
Estaba deseando volver a clase, aunque parezca mentira, pero es así, ya no aguantaba más esa situación.

Aún no sabía que clase me pertenecía ese curso, ni que profesores tendría.
Por favor la menopáusica no....!!! Esa era la frase más escuchada por los pasillos.
Que mala leche tenía la buena mujer. Nos dió un curso anterior de pena con las matemáticas, se limitaba a explicar una vez y punto.
Ese nuevo curso llegaron algunos profesores nuevos, entre ellos Carlos. Un hombre educado donde los alla, en esa época tenía 37 años.
Su pelo oscuro, y sus ojos verdes...llamaron mi atención como algo delicado y sentimental.
Alto y delgado, con cuerpo atlético, le gustaba el deporte, y jugaba bastante al futbol, además de entrenar un equipo que llevaba de chavales.
Fué mi profesor de matemáticas, menudo cambio de un curso a otro.

Ese curso estábamos todos bastante verdes con las matemáticas pues como dije, la menopáusica no se molestó lo mínimo para que aprendieramos...y nos dejó a todos bastante excasos de sabiduría. Era una histérica...y solo explicaba una vez, si la gente no se enteraba a la primera...pues allá él, ahí te dejaba.
Carlos empezó desde cero, a hacernos comprender las matemáticas desde el curso anterior, se esforzó al máximo para que sacaramos buenas notas.
Cada vez que le consultaba alguna duda, él me prestaba toda su atencion...y era bastante atento a todo lo que le decía.

Un dia despues de clase le busqué, pues teníamos exámen próximamente, y necesitaba que me aclarara unas dudas.
Le busqué por todo el recinto del instituto...pero no lo encontré.
Al salír para írme a casa, me pareció verle sentado en un banco de un parque cercano. Me extrañó, pues supuse que estaría de camino a su casa.
No quise molestarle, pero él me vió y me llamó, me acerqué...estaba raro...le notaba triste, no era el mísmo que nos daba clase.
Le dije que le habia estado buscando, por la duda que tenía, y él se sintió mas cercano...y estuvimos hablando sobre el exámen.
Despues de estar charlando media hora, y con las ideas claras...me fuí para casa.
A partír de ese dia coincidiamos alguna vez por el parque y charlabamos sobre los estudios....la vida....me hacía comprender cosas que no conocía de antes.
El tiempo con él se pasaba volando, era un hombre con bastante sabiduría, y muy interesante.

Pasó un mes, y un dia me preguntó si podía hablar conmígo a la salida de clase. En un princípio me extrañó pero pensé que querría hablar algo sobre los examenes que habría proximamente...y que fuera tendríamos mas tiempo para no interrumpir una clase.
Despues de clase me esperó en el parque, y cuando me senté a su lado, por primera vez me dí cuenta de lo atractivo que era. Siempre le había visto como lo que era, mi profesor, y un hombre muy cariñosos y atento conmígo. Pero ahora le veía diferente, me atraía de una manera extraña.
Comenzó diciendome, que yo era una chica sensata, y que le gustaba mi manera de ser.
Acto seguido me habló de su esposa, me contó que llevaban 8 años casados, pues ella quedó embarazada...pero que él ya no la amaba.
Se le veía muy triste, así estuvimos charlando como 30 minutos y me tuve que marchar para casa.

Así transcurrieron 3 meses...viendonos fuera de clase a escondidas, contandonos nuestras cosas...y siendo su paño de lágrimas.
Una tarde me dijo que no aguantaba más, que no podía ocultar más tiempo, lo que sentía por mí. Yo me quedé muda. Realmente yo tambien sentía algo por él, pero no sabía realmente lo que era, si amor....o amistad....cariño...y con el paso de los dias esos sentimientos se fueron convirtiendo en un gran amor hacia él.
Quisimos vernos en un sitio más íntimo, y un fin de semana que mis padres se íban a la montaña con mi hermana...aprovechamos, para estar juntos, tendríamos el fin de semana para nosotros solos.
Él le dijo a su esposa que estaba haciendo un master fuera de la ciudad...y le creyó.

Llegó a casa, era el mes de Febrero, y hacía mucho frio, y llovía intensamente.
Encendimos la chimenea...y allí en la alfombra preferida de mi padre....nos besamos por primera vez. Despues del beso llegaron las caricias.
Sus manos recorrían cada centímetro de mi piel, como si buscara una imperfección en ella, con una suavidad que me hacía estremecerme de placer, fué hermoso, nada que ver con lo que yo había oído decir sobre el amor.
Me acariciaba con una ternura que hacía temblar mi alma de felicidad. Deseaba que jamás acabara, que mi cuerpo se uniera al suyo y no nos separaran nunca más.
Me recorrió un escalofrio por todo mi cuerpo, junto con una quemazón que salía por todos los poros de mi piel.
Sus manos llegaron a mis muslos, virgenes al tacto...donde ningun hombre antes llegó, los exploró con los dedos...y noté sensaciones nuevas que entrecortaban mi respiración, ya acelerada.
Subió hasta mi zona prohibida....hasta entonces, porque a partír de ese dia, sería lugar de encuentro siempre para él.
Sentí un cúmulo de sensaciones, que me hacían sentirme humeda por dentro, no podía más, estaba totalmente fuera de mí, como si necesitara algo que de una vez por todas me hiciera estallar, para liberar ese placer que me tenía prisionera....que me ahogaba.
Carlos veía como estaba y sus manos jugaban con mi sexo, de una manera delicada y sensual que cada segundo que pasaba me volvía mas salvaje.
Le susurré que no podía mas, y él se acomodó en mí, y de la forma más tierna jamás imaginada....me hizo el amor dulcemente.
Una ola de gozo, recorria todo mi ser, mientras su miembro masajeaba mi vagina, toda ardiente, deseosa y a la vez, queriendo retrasar la culminación del placer, pero ya no pude mas....y me volví salvaje....lasciva....contorsionando mi cuerpo...pude disfrutar de mi primer orgasmo....que sería el comienzo de una historia de amor y sexo, en la que mi profesor me enseñaba todas las lecciones necesarias para disfrutar al máximo del arte de amar.
Despues extasiados de placer, nos dormimos delante del fuego, los dos abrazados, como si quisieramos que aquel momento nunca acabara.

Fué una relación muy bonita....y con mucho amor, y aunque solo podiamos vernos a escondidas...eso no impidió que nos amaramos con toda el alma.
Su esposa jamás sospechó nada. Mis padres si lo sospecharon pero siempre pensaron que era un chico de mi edad,...y no mi profesor.

Al mes siguiente alquilamos una cabaña en la montaña para pasar un fin de semana inolvidable...como todo lo que viví con él.
Todo era mágico junto a él, y se le veía tan felíz como a mí...o más aún.

Llevábamos dos años de relación a escondidas de la sociedad...y él ya estaba decidido que no podíamos seguír así, que había que hacer algo al respecto. Quería tramitar los papeles de la separación....para iniciar una vida juntos. Lo tenía todo previsto, ya no daría marcha atrás, nos queríamos demasiado para seguír viendonos de esta manera, como si fueramos dos fugitivos.
Yo me sentía felíz pues ya conseguiría mi sueño...aunque me entristecia que otra persona tuviera que sufrír por ello. Pero de esta manera éramos dos los que sufríamos.
No había elegido pasar por esto, pero el amor es así...caprichoso a veces.

A los pocos dias recibí una llamada de él, se le notaba extraño, me pidió que nos viéramos urgentemente que teníamos que hablar. Yo me asusté porque no me podía imaginar a que venía esa urgencia.

Nos encontramos en el parque, como de costumbre. Allí estaba Carlos esperandome, nervioso. Sus ojos delataban tristeza...rabia...no sabría muy bien como describirlo, pero algo recorrió mi cuerpo, algo me decía que eran malas noticias.
Me besó, y con la voz temblorosa, empezó a hablar.

Su esposa llevaba una temporada pachucha, y le estaban haciendo unos chequeos. En uno de ellos le vieron algo, y para asegurarse, repitieron pruebas. Al final dieron con lo que tenía. Cancer de páncreas.
Me quedé blanca, no supe que decír, acto seguído me dijo que no podía abandonarla en esos momentos tan duros, pues no era justo y ella no se merecía eso.
Yo lo comprendí, pero todas mis ilusiones quedaban truncadas.

Se dedicó en cuerpo y alma a su esposa. Dejó el instituto. Yo acabé mis estudios ese mismo año, y lo que íba a ser una vida en común... se convirtió en una dolorosa y dura separación.
Quise cambiar de ciudad para olvidarle, y ,me trasladé a 500km de allí a estudiar mi carrera de medicina.
Allí compartí piso con otras dos compañeras de universidad. En mi mente seguía Carlos, y con él todos sus recuerdos. Fuí a duras penas sobrellevando mi vida, esa vida que quedó atrás...a 500 km de donde me encontraba.

Pasaron los años y cuando cumplí los 30 conocí al que se convertiria en mi marido...aunque por poco tiempo porque resultó ser un caradura que sólo quería vivír a costa de mi trabajo y emborrachandose dia tras dia. Conseguí divorciarme despues de 3 años de calvario.
No llegamos a tener hijos...gracias a Dios.
Seguí mi vida sola, con mi perrita fiél, que esa jamás me falló.
Han pasado 11 años desde aquello...y hace un mes me destinaron a otra ciudad como directora en un centro de salud muy cerca de donde viví en mi juventud.

Regresé en Abríl, estaba lloviendo con bastante fuerza. Siempre me gustaron esos dias de lluvia, pero este apenas podías ver a traves de los cristales del coche, no podia el limpiaparabrisas con tanta agua como caía.
Como ese dia aun no tenía que trabajar, me dediqué a pasear con el coche por la zona por donde Carlos y yo solíamos pasear y vernos. Iba dentro del coche, despacio...cuando de pronto me pareció ver algo, pero no podia ser. Me quedé helada por el impacto. Acababa de ver a Carlos pasar corriendo. Era algo surrealista, pero era él, se le veía tan joven como entonces! imposible...pero era él, su pelo...sus andares...era alto como él. Me armé de valor y salí del coche, no me importó mojarme...pero necesitaba verlo de cerca. Estaba como esperando a alguien, se metió en un coche y allí se quedó.
Era increíble como podía ser? habría hecho un pacto con el diablo?..si estaba mas joven que yo, estaba como cuando le ví la ultima vez.....mi cabeza estaba hecha un lio, pues no podía entender.
Disimuladamente desde la otra acera le estuve observando, todo para ver si encontraba un indicio que me dijera que no era él.

Cuando más ensimismada estaba en ello...de repente choqué con alguien que debía de ír con prisas, y cuando le miré a los ojos...ahí estaba él, con sus ojos verdes...su pelo grís, en ese momento sonó el claxon de un coche, el que yo había estado mirando unos segundos antes. Deduccí que era su hijo que le estaba esperando.
Haciendo caso omiso...nos miramos, y en esos pocos segundos pasaron por mi mente infinidad de recuerdos. Él titubeó y dijo mi nombre...yo asentí con la cabeza.
Mojandonos bajo la lluvia como hacia 25 años atrás...como siempre nos había gustado disfrutar sintiendola correr por nuestra cara.
Me cogió la mano...y el claxon volvió a sonar. Sacó una tarjeta de su chaqueta, y me la puso en la mano diciendome: llámame por favor te necesito.
Se fué dejandome paralizada con la tarjeta en la mano y sin poder reaccionar.

A los dos dias seguía sin saber que hacer si llamarle o no.
Por fín me decidí, pensé que ya estaba bien, que había que arriesgarse en la vida para encontrar la felicidad...que ya bastantes años había sufrido su ausencia...y ahora me tocaba intentar ser felíz de una buena vez.
Le llamé, aunque tuve que hacer un gran esfuerzo para que mi voz no temblara por el auricular.
Quedamos en una cafetería cercana.
A sus 64 años, estaba imponente, yo diría que casi mejor que con 37 años.
Esas canas le daban un aspecto muy interesante, y seguía teniendo ese cuerpo delgado que tanto me había gustado en su dia.
Sin embargo en sus ojos se apreciaba un halo de tristeza...aunque él aparentaba ser felíz.
Me contó que su mujer falleció despues de 8 meses de agonía...y que al poco tiempo me buscó pero no supo nada de mí nunca más.

Nos hemos pasado media vida separados, sin saber el uno del otro...y amándonos.
Ahora nos hemos vuelto a encontrar, y nunca más nos separaremos.
Han pasado 25 años desde aquella vez en que nos despedimos, para vivír una vida por separado....debido a las circunstancias.
Una vida que no ha sido fácil para ninguno de los dos.
Él sacando adelante a su hijo sin una mujer al lado...y yo luchando por ser felíz sin conseguírlo.
Ahora el destino ha querído volver a juntarnos...y a mis 44 años...puedo decír que ahora sí soy felíz.....porque al fin encontré a mi gran amor.

Te he vuelto a reencontrar....mi querido profesor.

25 comentarios:

SILVIA dijo...

PERO ES VERDAD ESTO YAIZA???
PASO REALMENTE?? ES PRECIOSA LA HISTORIA, Y ADEMAS, CREO FIRMEMENTE EN EL DESTINO Y QUELAS COSAS, A VECES SUCEDEN POR ALGO YQUE LA VIDA DA SEGUNDAS OPORTUNNIDADES¡
ACA LO DEMOSTRASTE EN TU RELATO, PRECIOSA HISTORIA REALMENTE¡¡¡
TE DEJO UN BESO AMIGA¡¡

DIAVOLO dijo...

En su momento ya te comenté... y me parece bonito que hayas recuperado esta historia y no quede en el olvido.

Besos.

Lely Vehuel dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu entrada,en verdad esta muy bonita,siempre estare pasando por este lugar tan agradable y placentero,te dejo mis saludos y la invitacion a mi blog para peregrinar algo mas,besos y abrazos.

David dijo...

Yaiza!!
Hermosa historia que refleja el querer de una manera profunda y sincera.
Un beso y cuidate.

Mª JOSE. dijo...

Me dá lo mismo si es verdad o no..pero es la historia de amor más hermosa que jamás he ñleído,realmente hermosa.Me has dejado impresionada,aún después de la espera el amor perduró.Me has emocionado y no veo nadaaa.
Besos corazón.M.J

Yaiza dijo...

SILVIA: Me alegro que te guste.
Es ficticia, pero bien pudiera ser real no crees?
Yo tambien creo que las cosas siempre suceden por algo, aunque no creo mucho en el destino, pienso que cada uno nos lo marcamos con nuestras acciones.
Un besito.

DIAVOLO: Si recuerdo que me preguntaste lo mismo que Silvia, que si era real.
No quería perderla, y aquí la coloqué.
Un besito cielo.

LELY: Gracias Lely, por visitarme, estoy muy agradecida, me paso por tu blog.
Un abrazo.

DAVID: Hola mi psicólogo, jeje. Me alegro que te guste la historia.
Tu texto me ha dejado K.O. eres un maestro expresando sentimientos, llegas al corazon de la gente con tus palabras.
Un besote.

MªJOSÉ: Niñaaaa!!..a ver si te vas a dar un guantazo, jaja.
Me alegra que te guste la historia, pero no es real, al menos yo no la conozco, empezó una noche a surgir de mi mente, y nada mas.
Un besito, cuidate.

Laura dijo...

Es un bonito cuento con final feliz...y ¿cómo que no es real? pues claro que si, en el momento en el que la imaginaste y la escribiste ya convertiste esa historia en realidad.
Un beso.

El chache dijo...

Un grandisimo relato. Gracias por enseñarnoslo.
Un saludete

Juan dijo...

Vaya pedazo de historia, weno espero que hoy estes mejor de @nimo. Un bso.

Ana dijo...

Preciosa historia...Me alegra que la hayas recatado.
Muchos besos guapa.

goge dijo...

preciosa historia de verdad guapa un besito muy grande una amiga mi amiga

FAYNA dijo...

Este texto ya lo leí en el blog que borraste, me dejó marcada Yaiza, luego pude saber gracias a un comentario que alguién había dejado, que era ficticio, pero igualmente me conmovió. UN BESOTE CIELO.

Arkantis dijo...

Historias como estas hacen que creamos en el amor...

Laury dijo...

Buenos dias amiga paso a saludarte y desearte que tengas un bello dia, hoy 22 de Abril que celebramos el dia de la Tierra, el dia de nuestra casa y de nuestro hogar ojala logremos cuidarlo siempre por 365 dias ya que es el unico hogar que tenemos y dejaremos a los demas, te deja un abrasito de tu amiga, Laury.

Ayelén dijo...

Claro que podría ser verdad, yo tengo la esperanza de volver con el tiempo a recuperar al amor de mi vida. Besos...

GALAXY dijo...

Yaisa, hoy me regalaron este poema y en este dia, quiero compartirlo con vos, Graciasss por compartir tanto conmigo en mis blogs, buen diaaaaa..
Christiannnnnn

Camino por los senderos de la destrucción del hombre, virus mortal que esta matando esta tierra que le dio su ternura, que lo abrigo para que creciera y dominara el suelo, y ahora, el pago que ha dado en retribución ha sido el cáncer que se extiende cual plaga mortífera sobre la misma tierra.

Ya no respiro el aire que me daba vida, ya no siento la lluvia que revitalizaba mi piel y todo aquello que tocaba, ahora solo siento el corrosivo toque de la lluvia que ha creado la raza humana, ahora respiro apenas el aire que corroe el cemento y el hierro en las ciudades.
Agoniza la cuna de la humanidad, agoniza y no hay nadie que la quiera ayudar, esta muriendo y no existe nadie que le muestre su cariño y agradecimiento por haberle dado vida, la raza humana es el cáncer del planeta, y están matando el lugar donde nacieron, el único lugar en la galaxia donde pueden vivir.

Agoniza esta tierra y sus habitantes, esta muriendo la tierra a manos de sus hijos, sin amor, sin ternura, mal agradecidos hijos que devoran el suelo donde pisan, solo unos cuantos rebeldes luchan una guerra perdida, solo unos cuantos disidentes resisten entre guerrillas para sobrevivir junto con su amada tierra.
Aut: Mariana.

Arwen dijo...

Ya te comente en su dia pero vaya te digo que la volvi a leer porque me encantaaaaa!!!!!escribes de maravilla cielo, gracias por regalarnos estos momentos magicos, besitosss TQM

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Ohala estas cosas, cuando pasan durante la juventud y por primera vez, fuesen tan dulces porque así son imposibles de olvidar. Yo no guardo buenos recuerdos, pero la vida que llevo ahora no la cambiaría por nada en el mundo, ningún tesoro vale más que la persona con la que me casé¡¡ Soy afortunada¡¡

Violeta Filetti dijo...

Pero que bonita historia amiga, todo ese tiempo pasó y ahora ya eres feliz al lado de tu amado. Mereces toda la felicidad posible en esta vida.

Un beso amiga y una violeta para ti.

Nelson Diaz dijo...

Mi querida Yaiza, en otras ocasiones me he pasado por aca, disfrutado de tus escritos, de tus historias a veces calgadas de nostalgia, en otras con reflejos de crudas realidades, pero siempre con un agradable y honesto estilo que respeto y admiro, en esta ocasion cariño me haces sonreir y mucho, al igual que otros que comentaron antes que yo de seguro pensaba estar en presencia de una realidad cautivante realidad por la pasion con que transmites tu relato... Pienso que existen trazos de vivencias, y mucho de tus emociones, pero en general te felicito, ha sido cautivante. Muchas gracias por compartirlo. Un cariñoso abrazo desde Venezuela y mis mejores deseos para ti.

hargos dijo...

menudo relato , es precioso, lleno de ternura ,te felicito, un besazo preciosa

Nancy dijo...

Me has hecho soñar, se me a puesto la piel de gallina, más de alguna mujer alguna vez a soñado con su profesor de esa manera...Y que hermoso es encontrar al amor de tu vida!!

Un besito!

Nancy dijo...

Hola querida amiga, te invito a pasar por mi blog, a ver que a cambiado su nombre y el por de ello... te espero!
Un beso grande

Gara dijo...

Tremenda historia para soñar, me encantó, me enganché a ella de principio a fin.

Besos

inmensosvacios dijo...

¡Qué bonito! Me ha gustado mucho.
Este y generalmente todos.
Me seguiré pasando por aquí. :)

REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Las obras que aquí se exponen, están registradas en el REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL de Madrid. Con el nº de asiento registral 16/2009/7813. M-010012/2009

DE DONDE VIENES?