lunes, 6 de julio de 2009

EL TIMBRE DE LA BICICLETA

Este texto pertenece a mi prima Flor, que perdió a su hija Helena con 19 años en un accidente de automovil, por un asesino que iba borracho.
Ahora Helena tendría 25 años.
Desde aqui quiero darte un abrazo muy caluroso, te quiero aunque llevemos tiempo sin vernos.
Hoy estuve con tu hermana, y me dió la direccion de tu blog.
Vi esta carta tan sentida, que me hizo llorar de tristeza, y sin pedirte permiso la publiqué aqui.
Espero que me perdones por mi atrevimiento. Prima deseo que tu camino en la vida siga despejandolo Helena para que sus padres puedan seguir adelante.

*************************

Si es doloroso perder a un hijo, no lo es menos tener que recoger sus cosas. Nadie está preparado para recoger, rebuscar, retirar, enterrar, las pertenencias de los hijos. Esa es, por ley de vida, una misión de los hijos, no de los padres.

Hoy, leyendo una bonita historia publicada en El de la Bici, sobre una bicicleta holandesa, recordaba nuestro triste viaje a La Haya para recoger la habitación de nuestra hija.


Helena, como ya he comentado alguna vez, tuvo un percance en sus inicios con la bicicleta y nunca aprendió a llevar una de ellas.

Cuando llegó a Holanda quedó fascinada con ese mundo de bicicletas. Ella no iba a ser menos. No lo dudó. Se compró una vieja bicicleta a la que adecentó.

Como ella no sabía llevarla, estaba siempre dispuesta a ir de paquete con cualquiera que la llevara u ofrecer su bicicleta para que ella pudiera subir en la misma. Incluso, aprendió a montarse con la bicicleta en marcha, para no ser un peso a la hora de iniciar la marcha. Cuando su amor iba a visitarla a Holanda, ya tenía conductor.

No había pasado casi 1 mes desde que la habían matado, cuando sacamos apenas fuerzas para ir hasta la Haya a recoger sus cosas.





Una habitación llena de vida. Fotos, libros, apuntes, ropas, pendientes, bolsos, pinturas..., ¡hasta macetas! Una buena despensa de productos españoles que hacía poco le habíamos llevado.

Imposible. Materialmente. recoger todo ello y poderlo traer en el avión.

El magnífico sistema de la universidad HEBO en lo relacionado al apoyo y acompañamiento a los alumnos, hizo posible mucho. Joep, el estudiante coordinador de la ayuda a los estudiantes extranjeros, estuvo en todo momento con nosotros facilitándonos el entendimiento con la Universidad, papeleo y, gracias a su magnífica ayuda, en el aeropuerto abrieron una línea de facturación expresamente para nosotros y no pusieron ningún reparo en nuestro exceso de equipaje.

Con todo ello, hubo cosas imposibles de traer. Entre ellas, la bicicleta de Helena.

Había que hacer una serie de papeles que ya no daba tiempo y tuvimos que resistirnos a dejarla allí. No obstante, nos trajimos algo muy especial: El timbre de esa bicicleta.

Yo, lo guardé como un tesoro en mi bolso, junto a mis cosas más personales.

Cuando estábamos entrando por el control, comencé a notar un revuelo. Algo pasaba. Me hicieron abrir el bolso, buscar y rebuscar. Enseguida comenzaron a llegar más personas de seguridad. Por fin, una mujer de vigilancia sacó del fondo del bolso algo redondo y metálico que tenía revolucionado a la seguridad del aeropuerto.



Yo, al ver que me podía quitar lo único que me traía de la bicicleta de mi hija, me puse a llorar. En mi penoso inglés trataba de decirles que mi hija había muerto y que esa era una parte de su bicicleta que no podía llevar conmigo a mi país. No hubo ninguna pega. Me lo devolvieron al instante.

El conductor de esa bicicleta cuando iba a Holanda, el taxista de Helena, superviviente del mal llamado accidente, gravemente herido, pasó mucho tiempo diciendo que él querría ir hasta holanda para traerse la bicicleta, pero ni su estado, las circunstancia, etc., le permitieron hacerlo.



Y aquella bicicleta quedó abandona en un patio. Supongo que alguien haría buen uso de ella.



Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.


De vez en cuando volveré a publicar algun texto de ella dedicado a Helena, pues tienen una belleza única, como solo una madre que perdió a su hija puede expresar.

23 comentarios:

SANDRA dijo...

Ni imaginar puedo lo que se debe sentir con la pérdida de un hijo, ni nombre tiene, es contra la naturaleza. Solo puedo enviar un sentido abrazo a la mamá de Helena.
Besitosssssssss.

leoriginaldisaster dijo...

Se me puso la carne de gallina...
muy emotivo.
un gran abrazo!
:)

Guendi dijo...

No soy madre, pero creo que lo peor que te puede pasar es perder a un hijo, es cruel, y nunca se supera.
Animos a los padre y familiares de Helena y un besito para ti, gracias por compartir estas palabras con nosotros.

Marina dijo...

me ha emocionado.. la verdad es que no imagino perder a alguien tan cercano...

Un beso!!:)

Adolfo Payés dijo...

Me impresiono tu escrito.. excelente

saludos fraternos con cariño
un abrazo

besos

Principe de los sueños dijo...

Sabes, lo importante es saber que nos tenemos
que estamos aqui
para apoyarnos, helena, seguro nos acompaña
y sabes, que gusto que hayas podido ver que ella vivia contenta y con tanta fuerza
y sin saber lo que es perder un hijo
o un padre
si te digo, que no volverlos a ver es un vacio enorme
pero es mas vacio el que dejamos cuando no somos compania para nuestros seres cercanos
y ni entendemos sus sentimientos
o no los apoyamos
sabes vi una de esas bicis por aqui hace unos dias
me llamo la atención el mango de guiar y la forma
y al ver la foto, imagina
alguien anda conociendo el mundo
en una vici, con amigos invisibles
con sueños y con vida

a ti que eres mama, a tu esposo
y demas familia
no sabria que decirte ahora
solo que acompañar en el dolor a veces no es suficiente

pero es lo que hay
espero te ayude
en algo y te puedo decir algo
sonrie, para los que quedamos

y no se si me entiendas pero
te puedo decir algo
helena es fruto de una pareja que nada tenia y todo le llego en helena
y apoyense, en un abrazo
cuidense mucho
un abrazo
david

Juan dijo...

Es una de las cosas peores que te puedan pasar en la vida. Un besazo y @nimo a las dos.

Marta dijo...

Que historia tan triste... a veces el destino nos juega una mala pasada.

Un abrazote!

espronceda dijo...

Yaiza: Han pasado seis años pero para tu prima seran como dos dias. Dala un fuerte abrazo de mi parte porque estoy seguro, como padre que soy, que todavía necesita cariño, aunque venga de personas desconocidas.
Ahora entiendo la imagen de portada de tu blog. Una vez te pregunté si podias quitarla. Ahora te digo ! No la qquites por favor!
Un beso

elros dijo...

hola precioso escrito la verdad ke si aunke es muy duro por esa despedida y una vez mas vuelve a ser el mismo tema de siempre el tipico conductor borracho y encima lo mejor de todo el seguro ke no se mato una lastima besossss y pasa buen dia

Arwen dijo...

Seguro que Helena es un angel que vela por vosotros en el cielo mas azul y hermoso como su alma...nunca olvideis que vive en vosotros en vuestro corazon y cuando mireis en el, la sentireis y la vereis con su vieja bicicleta...mucho animo para las dos, besossss con caeiño TQM

Madre de Helena dijo...

No, él no se mató. No se hizo nada. Probablemente, incluso la habría abandonado de no ser porque el coche se paró a unos cuatrocientos metros y no pudo seguir.
Sí, es difícil imaginar lo que se siente cuando pierdes un trozo de tu cuerpo, de tu ser, el futuro, sólo se llega a saber cuando te sucede, por mucho que quieras imaginarlo.
Las ideas, las reflexiones, las contradicciones, los sentimientos, nos confunden o nos pueden hacer sentir dolor a lo largo de nuestra vida. A veces, caes en el pozo de las tinieblas buscando el sentido de tu vida, el amor que imaginas debe ser el ideal, la explicación a las contradicciones de la vida inexplicables o incomibles, te deprimes, te ahogas en un impulso de melancolía, te envuelves en un manto gris de niebla y tristeza, pero todo ese dolor comparado con el dolor de la pérdida de un hijo, es un simple grano de arena.
He sentido ambos dolores y sé de lo que hablo.
De ese pozo, de esa melancolía, de esa tristeza poética, se sale.
La pérdida de un hijo nunca se supera. Sólo se aprende a vivir con ella.
Helena era bella por fuera y bonita por dentro. Tenía una alegría especial casi insultante y un optimismo a fuerza de bombas. Pero sobre todo era cariñosa, muy cariñosa, con todo el mundo y más madura que lo que por su edad le correspondía.
En sólo 20 años nos dejó mucho más de lo que otros pueden dar en más tiempo.
Gracias por vuestras palabras.
Disfrutad de la vida y de los seres queridos. No perdáis el tiempo en riñas o rencillas. Pensad que la vida es frágil, eventual, inesperada, imprevista... y nosotros, simple mortales de una vida.
Flor, madre de Helena.

Yaiza dijo...

Flor te agradezco mucho que hayas entrado a comentar y dedicarnos unas palabras.
Ninguno de nosotros que no hayamos pasado por lo mismo, podemos imaginar el dolor que debes de sentir por tan cruel muerte.
Gracias por tus palabras y tus consejos aqui en mi alma.

Un beso de tu prima.

Yaiza.

hargos dijo...

yo no quiero ni pensar en ello , aunque siento que me moriria de tristeza, un besito cielo , me encanto la entrada

Bajo mis pies dijo...

Sobrevivir a un hijo debe ser terrible, a veces me pregunto como hacen algunas personas para tener esa fuerza, para seguir adelante.
Quizas el amor infinito hacia un hijo logre ese milagro, vivir al menos con su recuerdo o gracias a el.
Bss tristes, de una historia tragica pero muy habitual, lamentablemente esos malditos accidentes de transito!

Calvarian dijo...

Joerr que palabras...Tengo los pelos como escarpias. Que duro es perder a un ser querido...pero así...una hija y tan joven...Lo siento. No sé que decir más...

En besix para ti y otro para Flor.

Selene dijo...

me quede sin palabras y me cuesta mucho expresar lo que estoy sintindo .


cuidate ... besitos

MaGe dijo...

No imagino el dolor de perder a un padre y ni siquiera pienso en el dolor que me provocaría perder a un hijo!!!
Yo no soy madre pero eso es lo que mas anhelo en la vida, poder llamarle hijo a un pequeño niño y verlo crecer, poder escuchar de sus labios llamarme mamá!!!
Los caminos de la vida son inciertos, a veces se lleva a aquellos que aún tienen mucho que vivir, pero a quien se puede culpar???
Al chofer borracho que por una estupidez y enrredos de la vida ha matado al ser querido de alguien???
Por mi parte creo que probablemente el ya tiene su merecido con la conciencia en su contra y el remordimiento que no lo deja vivir en paz!!!
No lo justifico, él seguramente jamás se imagino que su borrachera lo llevara a matar a un ser indfenso y sin culpa!!!
Un beso y abrazo para Flor!!! No se si sea creyente pero si algo se por experiencia es que Dios no te abandona y siempre estara a tu lado aunque a veces tu no quieras verlo y aceptarlo!!!
BeSoS!!!

°°¡¡MaGe!!°°

Moni dijo...

Yaiza vaya tema más duro, yo también creo que esto es uno de los dolores más grandes que puede haber, y que la ley de la vida nos hace como verla al revés ya que debería no haber sido así... pero a tu amiga Flor le doy todos mis ánimos a veces la vida no es cómo nos gustaría eso está claro pero pase lo que pase hay que seguir adelante y sacar fuerza de donde sea porque para los que seguimos aqui todavía queda por vivir....

Amiga estoy un poco desconectada pero por falta de tiempo a ver si en breve coincidimos y hablamos un rato.


MIl besos para ti y mil más para Flor.

†Tobro InFernaL† dijo...

El destino que aguarda por todos nosotros!

inmensosvacios dijo...

Perder a un hijo debe de ser lo más duro y doloroso del mundo... No creo que nada supere ese dolor.

Un abrazo!

alma-en-vivo dijo...

Te extrañe
es verdad
sin ti no vivo.
como el agua
que la sed
despierta insaciable.
como mis recuerdos
que vienen y van
como las gaviotas.
como a mi persona
te extrano en las noches
cuando estoy despierta
no vivo,ni como
ni duermo,no sueño
si tu no regresas.

Oli dijo...

No soy madre,pero imagino el vacio que tiene que sentir una madre al tener una pérdida tan grande,yo tuve un accidente y mi madre lamenta cada suspiro que doy cuando me ve que no puedo andar como es debido,lo noto en su rostro,su mirada es triste cada vez que me vuelvo inesperadamente y la veo como me mira......todo es dicifil,pero hay que tener fuerzas para seguir adelante,por eso disfruto cada día más de ella,por todo este tiempo que no he sabido valorarla,por todo lo que sufre una madre por ese ser que ha llevado en sus adentros...a todos los que seamos hijos disfrutemos de nuestros seres queridos.

REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Las obras que aquí se exponen, están registradas en el REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL de Madrid. Con el nº de asiento registral 16/2009/7813. M-010012/2009

DE DONDE VIENES?