lunes, 29 de diciembre de 2008

ME ECHABA DE MENOS

Toda la vida contígo y no te conozco. Cuando creo saber como eres, y cómo enfrentarme a tí dia tras dia, vas y me sorprendes de tal manera, que no sé cómo reaccionar. Me descocnciertan tus silencios, tu nueva forma de expresarte, tus miradas cálidas y dulces, surgiendo de improviso en medio de un rostro marcado por el dolor del alma, que es el peor de todos, pues aniquila sin piedad a quien lo padece.
Sé muy bien que te habías quedado sin rumbo en medio de una espiral de tensiones porque nadie te habia explicado nunca que a veces la vida se presenta como una visita incómoda en el momento más inoportuno, y te hundíste.
Llegaste hasta el más profundo océano de tu cuerpo, y deseaste con todas tus fuerzas no haber nacido, no haber formado parte del absurdo encuentro con el tiempo de los mortales, y así lo hicíste saber a todos cuantos se acercaban a tí. Pero nadie escuchaba lo que decías, nisiquiera yo.
Por eso hoy quiero pedirte perdón, sobre todo por haberte incitado sin descanso a que siguieras cumpliendo con tus obligaciones, por decirte una y mil veces que fingieras para que nadie notara nada, por hacer que parecieras lo que no sentías, y por haberte llamado cobarde cada vez que no podias enfrentarte al terrible obstáculo que representaba para tí la vida en esos momentos.
Hoy por fin puedo hablar contígo cara a cara y me emociona saber que te he encontrado de nuevo. Creí que ya no serías igual despues de todo lo que has soportado, pero me equivoqué, el viaje a través de los laberintos de tu mente te ha hecho ser más persona, ya no eres de frágil bambú como antes, y eso me gusta y me dá seguridad.
Esa seguridad que antes te exigía y tú no podías darme. ´Qué crueles podemos llegar a ser algunas veces, sobre todo con las personas que queremos.
Pero esque yo no te quería en esos momentos, la cercanía me impedía apreciar toda tu valía y tu tesón, y de verdad que me arrepiento de ello.
Me hubiese gustado quererte antes como te quiero ahora, por encima de todas las cosas, pero has tenido que navegar por el sufrimiento para que me diera cuenta de que si no te tengo a tí, no tengo nada.
Y aunque a alguien pueda parecerle absurdo que una persona pueda decirse estas cosas a sí misma, me dá igual,yo lo hago, porque hoy por fin puedo hablar conmígo como si fuese otra persona, puedo mirarme al espejo como lo estoy haciendo y contemplar la imagen de mi cuerpo y de mi mente sin críticas y sin desvelos, sin culparme por el pasado, ni temer por el mañana.
Porque hoy me he aceptado como se aceptan los regalos, con gratitud, y empiezo a quererme como mucho tiempo atrás deseaba hacerlo.

Del libro de: Maria José Zoilo..."No te alteres"

3 comentarios:

El chache dijo...

Buen texto.
Me ha gustado. Una buena forma de expresar el amor por el yo.
Un saludete

Arwen dijo...

Precioso Yaiza...me ha encantado la historia y eso le pasa a mucha gente incluso se dan cuenta tarde y pierden el amor de su vida, muchos besos y feliz año

Yaiza dijo...

Gracias por los comentarios a los dos.
Felíz año para ambos.

REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Las obras que aquí se exponen, están registradas en el REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL de Madrid. Con el nº de asiento registral 16/2009/7813. M-010012/2009

DE DONDE VIENES?