lunes, 3 de agosto de 2009

UN ANGEL LLAMADO YAIZA

Aqui os traigo una historia preciosa que mi amigo Calvarian, me ha dedicado en su blog.
La publico aquí para que seais testigos de la belleza de este escrito.
Gracias.



Para Yaiza, con cariño y agradecimiento.

Luis(Calvarian)

El tren se detuvo por fin. Los soldados abrieron las puertas. El hedor de la muerte impregnó el aire que se volvía irrespirable por momentos. Decenas de personas, hacinadas durante días, espectros humanos degradados y humillados hasta el límite, comenzaban a bajar aturdidos. Dentro del vagón algunos cuerpos, sin vida, se desplomaban a medida que quienes soportaban su peso abandonaban aquel inmundo e infectado habitáculo.
Lucía, aferrada a la mano de su madre, miraba los raíles que se dirigían a la entrada del que sería su nuevo hogar. Eso les habían dicho. En la puerta, la frase “el trabajo os hará libres” expresaba el cinismo y la crueldad de un régimen.
Una ligera capa de nieve cubría el suelo y los techos de los barracones. Pero la niña no sentía frío, únicamente miedo. Los soldados empujaban a aquella masa humana, aquel ganado que se movíacansinamente, sin esperanza de un futuro hasta el lugar de la preselección . Con su melena rubia y sus ojos azules, no era una judía típica. Fue separada de su madre y, gracias a ello, sobrevivió. La pequeña gritó y lloró, hasta que la culata de un fusil se estampó sobre su espalda haciéndole caer de bruces. Una muchacha demacrada, de mirada triste y perdida, con el sufrimiento, el hambre y ladesesperación grabada en su rostro, el vivo rostro de la muerte, le cogió de la mano y la tranquilizó. Su madre se despidió con una leve sonrisa, pidiéndole que luchara y quesobreviviera . Ella sabía que aquel era el lugar en que se decía que entraban por la puerta, llegados en tren, y que salían por la chimenea. Alguien se lo dijo antes de ser deportados. Ella conocía el destino final de aquel viaje,Auschwitz.
Lucia seguía con la mirada el movimiento lento y pesaroso de aquella hilera a la que se había sumado su madre, con la música de fondo de un viejo violín tocado por un interno. Era el colofón final del espectáculo macabro de una masacre. Observó como desaparecía engullida por aquella masa informe y gris, tras la puerta de un gran recinto, donde se suponía que iban a ser aseados y desinfectados. Unas pastillas de Ciclón B, gas letal, acabaría con sus vidas en unos minutos. El paisaje desolador de carasdesencajadas , cuerpos aplastados y pisoteados formando una pila, buscando en el techo de la habitación una última bocanada de aire sería lo único que quedaría de todas aquellas vidas, malogradas y truncadas por la barbarie.
Desde lo alto del firmamento legiones de ángeles esperaban tristes. Uno de ellos lloraba lágrimas de plata viendo el sufrimiento de la niña. No pudo soportarlo…
Lucia sintió una presencia cálida, algo se aferraba a su mano…
-¿Quién eres?
-Soy un ángel, pequeña. He venido a decirte que mamá
estará bien. No te preocupes, se irá conmigo. Yo volveré a por ti, cuando llegue tu hora.
-¿Cómo te llamas?
-Yaiza, cariño
-Yaiza, yo quiero ir con mi mamá. Llévame con ella por favor
-No puede ser. Eso no lo decidimos nosotros. Llegará la hora de reencontrarnos, ese día volveré a buscarte.
-¡Silencio! –Un nuevo culatazo esta vez en la sien…y luego, la oscuridad.

Lucia abrió sus párpados, dejando ver sus cansados, pero preciosos ojos azules. Su mano izquierda se dirigió instintivamente al lugar donde recibiera aquel golpe, que resonaba aún dentro de su cabeza, donde había quedado grabada aquella cicatriz como recuerdo del día en que perdiera a su madre. Aquel sueño, real como la vida misma, se repetía todos y cada uno de los días desde hacia 70 años.
Postrada en la cama, vivía los últimos minutos de su existencia rodeada de médicos y enfermeras. Su brazo derecho estaba conectado a un gotero. Sus finas y agotadas venas recibían alimento constantemente a través de aquel mecanismo. Su cuerpo extenuado tras una vida larga, dura e intensa, reclamaba descanso. De vez en cuando, con la dignidad que le caracterizaba, realizando un enorme esfuerzo,atusándose el pelo, presumida, colocando su larga y cana melena sobre sus hombros, dejándola caer sobre el embozo de la sábana.
Con sus ojos llorosos, de mirada clara y limpia, observaba el movimiento de las nubes, perdiéndose entre las montañas. Adoraba aquel paisaje que desde hacía unos días era lo único que le hacía compañía.
Aquella mañana, Lucia cerró los ojos por última vez. Su brazo izquierdo permanecía extendido paralelo a su cuerpo, libre. En el lado externo del antebrazo, el número de serie que le fuera tatuado en aquel campo de exterminio, era mudo testigo de su pasado.
-¿Yaiza?
-Si cariño, soy yo.
Mientras el médico certificaba su fallecimiento, su mano notaba la cálida presencia que le había acompañado en el recuerdo desde aquel día en que se separaba de su madre.
-Agárrate fuerte mi niña.
-¿Me llevas con mi mamá?
-Claro que sí Lucia. Te lo prometí. Ha llegado el momento
El alma de Lucía voló junto a Yaiza.
-Espera un momento.
Lucía se giró para verse por última vez.
-Estoy guapa verdad. Dejé mi pelo colocado, como a mi me gusta.
-Estás preciosa. Ahora vamos no debemos hace esperar al barquero, es un hombre impaciente.
Lucía, de la mano de su ángel, se dirigió hasta el lugar donde aquel hombre esperaba para llevarla al otro lado del río.
-Llegáis tarde. -Dijo gruñendo.
-Perdona Caronte, Lucia quiso verse por última vez. Es una niña muy coqueta.
-Perdone señor barquero. No sabía que me estaba esperando. ¿Me llevará usted con mi mamá?
-Por una moneda… te llevaré.
-Pero yo…he venido sin dinero.
-Lo he traído yo, pequeña. –Yaiza entregó la moneda al barquero, quien dispuso la barca a la espera de que la niña se despidiera de su ángel
-Agárrate con fuerza.
-Yaiza, volveré a verte.
-Sí, Lucia. Nos veremos muchas veces más. Te lo prometo.
Lucía se abrazó a su ángel, y le dio un beso. Lágrimas de alegría corrían por sus mejillas.
Seguidamente subió a la barca. Caronte con fuerza y seguridad, comenzó a remar. Lucía miraba la silueta de Yaiza mientras se alejaba de la orilla, perdiéndose dentro de la ligera neblina que cubría la superficie del río. Al otro lado, una forma familiar, que permanecía grabada en su memoria, le saludaba con la mano gritando su nombre.
Yaiza, inmóvil, lloraba lágrimas de plata, las lágrimas que sólo un ángel sabía llorar.
-Hasta pronto Lucía. Un nuevo ángel ha nacido. –Dijo, secándose el fino hilo plateado que surcaba sus mejillas.


******************************************************************************

Me siento totalmente agradecida por esta preciosa historia, en la que de alguna manera me he visto reflejada.
Ha sido una grata sorpresa de un hombre que cada día que pasa le voy conociendo mas, y no tengo ninguna duda de que es un gran hombre, una persona íntegra donde las alla.
Si no le conocéis de verdad no dejéis de pasar por su blog...y os encontrareis con un escritor de historias mágicas...con historia...fantásticas...sencillamente, bellas.

Calvarian (Luís), como te dije ayer cuando me llevé esta sorpresa...me alegraste el día, que amaneció bastante gris para mi.
Con este tipo de detalles en la vida, te das cuenta que hay personas que te valoran, que ven en ti una persona sensible con sentimientos...y eso para mi es muy importante.
De nuevo...¡¡GRACIAS!!

(Como ves te he robado la imagen, que me parecía perfecta)

20 comentarios:

azul dijo...

Es una de las historias más bonitas que he leido nunca, se me ha erizado el vello, se me han aguado algo los ojos...y está maravillosamente escrito...

Una belleza

Que suerte que inspires tanto...felicidades a los dos

Un beso

seo dijo...

la historia es preciosa y es que calvarian es mucho calvarian

un besazo angelito

muakkkssss

leoriginaldisaster dijo...

la historia es preciosa!!!
un beso^^
y felicidades:)

Principe de los sueños dijo...

Bonito inicio de semana
un abrazo
david

Mundo Animal. dijo...

(“)_(“).-“”’-.,/)
; ° ° ‘; - ., , ‘ )
(♥_, )’__,)’-._)

ESTA GENIAL LA HISTORIA YAISA GRACIAS POR COMPARTIRLA, Y CLARO QUE ERES UNA GRAN MUJER SENSIBLE Y CON BELLOS SENTIMIENTOS, QUE DISFRUTES DE UNA LINDA SEMANA
CHRISTIANN

≈♦ Estrellita ♦≈ dijo...

Esta hermosisimo amiga me encanto y me llego al alma, gracias por compartirlo que tengas una bella semana besitos y buenas noches

SANDRA dijo...

Es un precioso regalo el que te ha hecho tu amigo Yaiza,. Gracias por permitirnos leerlo y disfrutarlo.
Linda semana Amiga.
Besitosssssssssss.

Calvarian dijo...

Gracias a tí. Si entre Lucia, el ángel Yaiza y la Calvorota que los unió iluminamos un día gris...Bien empleado está el tiempo. jeje

Besix

goge dijo...

preciosa la historia yaiza se me a puesto la carne de gallina besitos guapa a los demas que paseis un bonito dia

hargos dijo...

mi niña , te lo mereces, no solo por la ternura que desprendes, sino por todol lo que nos haces sentir a los demas, un besito dulce y con cariño

RMC dijo...

Hola Yaiza, Muy bonita la historia, estremecedor relato, nos pone la piel de gallina, te felicito.

Un beso y una flor
RMC

Meiguiña dijo...

Preciosa historia amiga, me ha encantado.

En mi rincón meigo he dejado una pócima de felicidad para ti, pasa a recogerla.

Bicos

Vicky dijo...

Me a encantado la historia es preciosa.

Enhorabuena a ti y a tu amigo.

Besos.

Vicky.

Fabiana dijo...

Yaiza♥♥!!

Mujerrrrrrrrrrr, lo que he llorado!!!
Juro que me transportó a aquella época donde tanta gente sufrió por la locura de una persona que ni siquiera debió haber nacido.. U_U

Calvarian es un genio y un dulce por haberte escrito algo tan bello!!
Pero es innegable que una persona como vos puede despertar ese tipo de sentimientos!

Hace unos días que he visto las actualizaciones de tu blog, pero quize entrar cuando tengo tiempo para leer tranquila, por que sé bién que cuando entro a tu casa me transporto a otros sitios con solo leerte(y ahora con Calvarian me sucedió lo mismo..), por lo tanto quiero tener tiempo para sentir lo que escribís y así no perderme ninguna de las sensaciones que sé que voy a tener cando entro a tu casa!! :D

Te dejo un beso INMENSO, mi queridísimo ANGEL Yaiza!!♥♥

alma máter dijo...

Preciosa Yaiza!!!

Un beso.

FAYNA dijo...

Bueno, bueno, bueno... "lágrimas de plata" !qué bonito!...
Imagino que estarás feliz por el detallazo que ha tenido este compañero al inmortalizarte en uno de sus textos Yaiza, no es para menos, aunque ajustándonos a la realidad te diré que lo tienes bien ganado y mejor merecido.
Los que te hemos conocido, aunque sea un poquito, sabemos que no es necesario profundizar en tu corazón para darnos cuenta de que eres puro sentimiento y una mujer excepcional. Por eso te queremos tannnto. BESOSSSSSSS.

HADALUNA dijo...

Bueno, ya lo dije en el blog de Luis, pero te lo pongo aquí para que lo leas.

Leyendo la historia yo también he llerado lágrimas de plata y creo que no soy un ángel.
Es una historia tan intensa y tan sutil al mismo tiempo que se eriza la piel.

Felicidades, yaiza, por inspirar algo tan bonito.

Besitos dulces de piruleta.

pais magico dijo...

Preciosa historia!Tienes que estar muy orgullosa de esa persona que te la a dedicado.Que sentimientos mas bonitos e sentido, gracias...Feliz semana, un besazo y enorme.

azul dijo...

Hola yaiza...solo entrar para agradecer tu entrada hoy a mi blog para felicitarme en mi cumple...

Seguiré leyendote para pensar en tantas cosas hermosas que nos expones

UN BESO

Yoyo dijo...

tiene la tristeza de todas aquellas historias que envuelven todo aquel gran drama humano, pero está cargado de belleza y me alegro que te la hayan regalado, que bello detalle cielo.
Besitossss
Yoyo

REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Las obras que aquí se exponen, están registradas en el REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL de Madrid. Con el nº de asiento registral 16/2009/7813. M-010012/2009

DE DONDE VIENES?